La frase

Indignados por el no futuro, la opresión y la censura. Por los abusos y robos a plena luz del día de sus democracias corruptas, y sus leyes medievales.

2 de febrero de 2011

Tasha.

Tasha llego a nosotros de una de las peores formas posibles, una señora reprodujo a su perrita y se le ocurrio regalar a Tasha sin preguntar si la familia podia o queria tenerla; y resultó que aunque a la madre de la familia le encantan los animales, a su marido no, habiendo en casa además un niño sin una educación adecuada respecto a la posesión de una mascota.

El ambiente en casa era muy tenso, ya que por un lado Tasha era consentida, acariciada, apapachada; mientras que por el otro era muy reprimida, no se le dió la educación ni la atención pertinente en lo emocional, aunque si se llevaba al medico, se le daba bien de comer y se le sacaba a pasear de 2 a 3 veces por día.

Pasó creo 2 años y medio con su "familia", hasta que llegó un nuevo embarazo, lo que ocasionó que los dos ultimos meses del mismo, tuviera que llevarse a un hogar temporal, ya que el padre de familia no estaba dispuesto a mover un dedo por su atención y cuidado, y la madre no estaba ya en posibilidades de hacerlo.

En general Tasha era una buena mascota, pero el ambiente, mas la falta de educación adecuada la llevaron a padecer lo que en principio creí era ansiedad por separación manifestada en destrozos en casa cuando la familia se ausentaba, en su hacer se encuentran montones de bolsas de basura regadas, cables de videojuegos destrozados, videojuegos rotos, etc. Lo que dio pie a la busqueda del hogar temporal, cuando su dueña ya no podía atenderla.

El hogar al que fue se convirtió en una verdadera tortura para Tasha, las integrantes de la familia, una señora de 37, dos jovenes de 19 y una de 15 no tenian ni tiempo ni disposición de cuidarla, lo que aunado a la destruccion que era capaz de hacer, las "llevó" a mantenerla a lo largo del día encerrada en su mascotera, en medio de sus orines. La propietaria se hizo cargo de los gastos incluyendo un bulto de comida que suponemos no se proporciono adecuadamente (habia otros perros en casa) ya que aunque la familia temporal asegura lo contrario, por el estado físico de Tasha se puede suponer que no era bien alimentada, llevandola a terminar internada unos dias por infección en vias urinarias, en genitales y con neumonia, y ahora tengo claro que tambien por desnutrición.

Fue donde me toco entrar a su vida. Me llamaron pidiendo ayuda, faltaba un mes para que Tasha pudiera regresar a su casa y definitivamente no querian que regresara a su hogar temporal, así que hice lo posible en la búsqueda de otro hogar temporal, pero esto no se concretó; como todos sabemos, es muy dificil conseguir hogares temporales para perros. Por otro lado ante la llegada del bebé las condiciones en su casa iban a empeorar si seguía haciendo destrozos. Entonces acepté uno de los mayores retos de mi vida, reeducar a una perrita con ansiedad por separación en una semana (hasta entonces seguía creyendo que eso era lo que tenía), labor que toma en ocasiones años, ya que mi propia situación me hacia imposible mantenerla mas de una semana en casa.

Y Tasha llegó a casa a robarse el corazón de todos. Con todas las advertencias de su mala conducta, y contra toda predicción, desde el primer día se comporto impecablemente, apenas ladraba, hacia del baño en el lugar asignado, estaba muy dispuesta a obedecer, fue facil enseñarle algunos trucos, nunca se acerco a la basura y menos aun destruyó nada en casa, y además se llevó de maravilla con los dos perros de casa y la gata, con la que además en un par de días empezó a jugar. Incluso cuando se quedaba sola se portaba bien, es posible todo fuera debido a que convivia con los otros perros, sin embargo en mi experiencia un perro con ansiedad por separación no cambia tan radicalmentes, así que mi diagnostico presuntivo fue que era una perra deprimida y aburrida, con ansiedad por separación leve, siendo el estres y el aburrimiento las causas de su mala conducta en casa; la diferencia de trato, atenciones, reglas, cariños, juegos, juguetes, etc. fueron el motivo de su cambio radical de conducta. Al final de la semana era una perrita obediente, cariñosa, juguetona, alegre...

De verdad hice lo posible por que viviera con nosotros definitivamente, sin embargo al no estar en mi propia casa y con varios animales viviendo con nosotros por mi causa, esto no fue posible. Así que devolvimos a Tasha a su hogar con una larga lista de instrucciones para reeducarla, con juguetes y premios para facilitar esta labor. Sin embargo, el padre de familia seguia sin aceptarla, y ahora con bebé en casa las restricciones eran mayores y el tiempo de calidad mas reducido, razon por la cual la dueña nos pidio conseguirle un nuevo hogar.

En lo personal me angustié mucho por el destino de la perrita, viendo el bien que le hicimos al estar con nosotros, y su cambio del todo positivo, al conocer su caracter alegre y cariñoso entré en estado "nadie la va a tener mejor"; pero siendo del todo (o casi) imposible tenerla, conseguimos quien la aceptara y la tuviera de la mejor forma, con mi compromiso de ayudar en la integración a su nueva familia, y de estar al pendiente de por vida por su bienestar.

Se lo comunicamos a la dueña y pusimos de condición la esterilizara para evitar que esta historia se repitiera... no voy a contar todo el proceso, ni las razones de por     qué fue así, simplemente al final la llevaron a un veterinario para que le hiciera la cirugia, tras la cual la regresariamos a nuestra casa para atender la recuperación y prepararla para su nueva vida. Tristemente Tasha no sobrevivio a la misma, le dió un paro cardiaco después de terminado el procedimiento.

Tengo razones para creer que de verdad fue un "accidente", que el medico hizo lo posible y que el error fue la mala condición de Tasha (en una semana apenas pudimos subirla un poco de peso), además en México no es usual hacer estudios preoperatorios a las mascotas. Y así, desnutrida, estresada, y con quistes en tracto reproductor, aunque poco probable el resultado final no era imposible. En todo caso, aun si fue error del medico, yo no quise hacer nada, solo que la llevara a incinerar; sea cual sea la razón del paro cardiaco nada va a regresarla, nada va a cambiar su historia que día tras dia se repite, mascotas no deseadas que se vuelven una carga y que terminan mal. Me queda el consuelo que no sufrio, que le dimos una gran semana donde fue feliz y mostro todo su potencial, y, aunque soy muy esceptico y del todo incredulo a muchas cosas, me quedo con la idea de que fue ella la que decidio irse, que dejo claro lo que vino a decir y prefirió partir que seguir sufriendo.

Los errores fueron muchos desde el principio, ¿culpables? todos y tal vez nadie, por que vivimos en un mundo donde estas cosas pasan y a nadie le importan, si permitimos el maltrato infantil, si somos indiferentes ante el abuso y la discriminación, si la justicia solo nos importa cuando la injusticia nos afecta, da igual, Tasha y los miles mas que sufren no le importan a nadie. Lo unico que tengo claro es que la historia de Tasha es una que no debe repetirse, los animales no deben sufrir por nuestra culpa, punto.

Y para que quede claro:

La dueña de la mamá de Tasha no debio regalarla sin asegurase que iba a ser aceptada y bien cuidada.

La madre de familia no debio aceptarla sabiendo que no iba a poder tenerla bien dado que su marido no estaría de acuerdo en tener un perro en casa. Si la llevó a casa debió negociar y defender a Tasha mas alla del solo conseguir que viviera en casa, debio hacerla parte de la familia o buscarle una de verdad.

El padre debio entender que a pesar de que fuera un error de su esposa, Tasha ya estaba en su casa y si no la queria, debio ayudar a buscarle un buen hogar o aceptarla del todo en el suyo, con derechos y obligaciones sobre ella, como un miembro mas de la familia; no solo como el animal molesto de su esposa. Aceptarla a medias y a la fuerza sin involucrarse en su cuidado y creando un ambiente sumamente estresante para la dueña y Tasha fue, por decir lo menos, cruel e irresponsable.

Quienes la tuvieron temporalmente debieron darle lo mejor sin importar si sus condiciones de vida se los permitía, aceptaron el cargo, era su responsabilidad procurar su bienestar; el maltrato, el encierro y las enfermedades ocasionadas simplemente son imperdonables, si no podian con ella debieron negarse a tenerla. Entregarla en las condiciones que tenia Tasha tras vivir con ellas simplemente fue inhumano, y si los lectores me perdonan la expresión, una ojetada.

El veterinario debio preveer que una perrita en esas condiciones tendría un cierto riesgo en la cirugía, y debió tomar todas las precauciones necesarias o negarse a hacerla hasta que estuviera en mejor forma. Sin embargo, aunque quiera no puedo culparlo del todo, la premura con que se le impuso la cirugia, los costos que no podian cubrirse para hacer los estudios previos, que ademas casi no se hacen, el no saber que tenía quistes, e incluso tal vez una afección cardiaca no diagnosticada, son factores que me queda claro no siempre son fáciles de controlar; yo mismo en mi labor veterinaria me enfrenté a casos similares, esterilizaciones de urgencia u oportunidad a animales famélicos con la esperanza de poder darles una mejor vida.

Y yo mismo, sabia lo que podia pasar, desde que supe que llegaba a su casa, desde que vi como vivía y lo mal que iba, debí de hacer a un lado el estar "bien" con los cercanos y hablar antes de llegar a este desenlace; la historia de Tasha es una historia que he visto una y otra vez hasta el cansancio, sabia bien como podía terminar, debi luchar por que se quedara conmigo y mi familia cunado llegó a nosotros, debí negociar su permanencia hasta conseguirla, debi hacer caso a su llamado de amor, al cariño que nos regaló en la semana que la tuvimos, no debí regresarla a su casa.

Pero sobre todo, cargo el que yo sugerí la cirugía, -es lo mejor-, todos los que protegemos animales sabemos que la esterilización es obligatoria para evitar que nazcan perros y gatos que no tienen culpa de nuestra naturaleza desinteresada y poco comprometida y que de nacer en su gran mayoria tendrán una mala vida.

La historia de Tasha es el claro ejemplo de lo quepasa cuando vivimos creyendo que los animales son meras posesiones de las que nos podemos deshacer cuando estorban en nuestros planes de vida, de la falta de compromiso cuando llega un ser vivo a nuestro hogar, es la historia de los amores mal entendidos, mal defendidos, mal aceptados. Decisiones irresponsables, actitudes valemadristas de "yo no la quiero, no es asunto mio". Compromisos a medias, hipocritas y mediocres. Todos y cada uno de los errores cometidos por los que tocamos la vida de Tasha son el reflejo de quienes somos como personas, de lo que nos importan los demás y el mundo en el que vivimos.

Sé que hice lo correcto y que de verdad le dí lo mejor mientras estuvo conmigo, sé que hice lo posible por que tuviera una buena vida, que de verdad busqué la mejor solución para todos; se que tal vez hubiera podido hacer más; al final no importa, Tasha murio cuando no debía hacerlo y todos en mayor o menor grado tuvimos que ver con su muerte. No debio pasar.

Si su historia sirve de algo, que sea para prevenir que se repita, así al menos en parte su partida tendrá algo de bueno. Aun asi, la tristeza que me deja es mucha, se ganó mi cariño, me enseñó que solo hacer lo que es nuestra responsabilidad no basta, Debi saber que podría pasar, debi hacer mas por ella; me quedo con la culpa, si, pero tambien me quedo con su imagen, linda, tierna, alegre, cariñosa, por una semana me hizo parte de su familia, y ese es un regalo que solo puedo agradecer.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Carlos, soy Margarita, amiga de Jorge, me recuerdas? Pues k triste historia. Ojala con esto reflexionemos en la responsabilidad de tener una mascota y hacer siempre lo posible. Yo creo k eso hiciste tu, lo k pudiste... Y si existe un cielo de perros, ella esatara ahi viendolos con amor por la mejor semana de toda su vida. Saludos desde Cd Juarez...

Antares_Dragonbane dijo...

Entiendo completamente como te sientes con el caso que tuvimos nosotros hace poco con Chico, de quien seguimos sin tener noticias, como protector uno siempre hace su mejor esfuerzo y espera que los animalitos tengan una vida mejor, muchas veces no lo logramos y lo mejor que podemos hacer es llevar toda esa energía a ayudar a otros más.

RickySmart dijo...

Crear conciencia es una de las actividades más difíciles de hacer. Esto es, en parte, por lo que tú has dicho: "A nadie le importa".

Pero para aquellos que no somos parte de ése "nadie", sino que entendemos la importancia de éstos problemas, y más aún, la importancia de buscarles una solución, te agradecemos que lo intentes con ésta historia tan tierna y feliz.

Porque Tasha fue feliz. A ella no le preocupó nunca morir, sino ser feliz, y tú le diste eso.

Solo dos consejos:
1) La próxima vez que escribas, trata de ser más breve. Así, todos lo leerán completo. Me molesta saber que habrá quienes no harán. Lo merece. Pero si es corto, eso resulta más fácil.
2) No dejes de escribir. Quiero ver más historias así, de conciencia.

Todos necesitamos más conciencia...
http://bit.ly/RS-Accidente

¡Hasta luego, amigo!

Dra. Teresa Bartrina Scura dijo...

Hola Carlos....que pena, que tristeza y que impotencia debes sentir...y que enojo tambien...
No sabes como te comprendo y me trajo a la mente a una cliente que tenia un caniche que el marido maltrataba y a quien insisti varias veces que diera el perrito en adopcion, diciendole que le seria mas facil explicar a sus hijas pequeñas porque lo regalo que porque su padre lo mato.No quiso atender razones y un dia el hombre lo golpeo hasta que murio a consecuencia de los golpes.
Hay personas a quienes deberia prohibirse tener animales...

erika dijo...

Que triste historia y peor aun q esas cosas se repitan muchas veces, no se realmnt donde esta el coazon de ls personas, se supone q somos seres pensanstes con racionalidad la cual cada dia m doy cuenta q no tienen mas q una porqueria de cerebro y de sentimientos... x q no se dan cuenta q los animales son nuestros amigos, q sienten al igual q nosotros!!!
yo se q tasha esta muy bien y q su historia no se quedara aki, ayudemos df su historia para seguir haciendo conciencia en la gente!!
Por lo menos tasha se fue feliz tranquila y agradecida x q sus ultimos dias fueron los mejores de su vida!! q descnc en paz esta angelita!!

Paulina dijo...

Ay como llore con esta historia, Yo tengo una perrito como Tasha solo q de patitas más largas se llama Oli, no sabes como lo cuido y quiero con todo mi corazón y leer estas historias me dan una impotencia, lo bueno es q te queda la satisfacción de haberla hecho feliz por unos días y como dices ella prefirío irse para ya no sufrir pero ahora ya esta bien. Gracias por compratir esto q estoy segura servirá para tomar conciencia d q los animales son seres vivos q necesitan amor y cuidado... Saludos desde Irapuato, Gto. Paulina

Anónimo dijo...

hola!!!!!
en verdad que es una historia muy triste pero muy cierta, si tomamos la responsabilidad de tener una animalito es como si decidieramos tener un hijo, asi ke no entiendo x ke cuando las cosas se ponen dificiles es muuuuy facil para algunos simplement deshacerce del "problema" y tan tan, me indigna y me llena de furia !!!!
yo tengo un perrito y una gatita y aunke me gustaria ayudar a mas animales no puedo hacerlo :( asi ke trato de darle lo mejor a mis niños, por todos los perritos, gatitos y demas animales ke no tienen dueño ni un hogar :(

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...