La frase

Indignados por el no futuro, la opresión y la censura. Por los abusos y robos a plena luz del día de sus democracias corruptas, y sus leyes medievales.

30 de abril de 2012

Demian

Hace unos días una tía me hizo uno de los mejores halagos que he recibido jamas: "El niño interior que se supone todos tenemos tu lo llevas muy por fuera" por ello y porque es día del niño retomo un escrito de hace muchos años que hice por una situación difícil y que gracias a una buena amiga veo de otra forma, justamente como el símbolo de ese niño que siempre he sido.

Los invito a que por un día se atrevan a retomar al suyo y gocen la alegría de vivir como lo hacían cuando eran pequeños, maravíllense, aprendan, no se mortifiquen, pero sobre todo amen a su familia.

Demian es un niño de mirada limpia, cabello lacio, negro. Los labios son finos y hermosos, las manos de largos dedos son capaces de crear, de destruir, de explorar, pero su mejor cualidad es que son manos que saben acariciar. Los brazos apenas pueden mover unos cuantos objetos de mediano peso, pero no vacilan al ofrecer ayuda, y los acompaña la dignidad y el orgullo de que pueden hacer lo que se propone. Demian es ciertamente delgado, pero no carece de gracia ni de agilidad o fortaleza, si lo miras jugar podrías pensar en un espíritu de la naturaleza que ha llegado para inundar tu vida con sonidos y colores siempre nuevos, con amor y solo eso.

Demian sonríe y hace que se ilumine el día, por que no sabe de maldad, el solo dice que te ama con ojos profundos, con sonrisa cálida.

Demian habla y es como si toda la alegría del mundo te llenara el corazón, te hace preguntas que te obligan a sonreír, por que son ingenuas, por que son divertidas o tal vez porque pregunta de ti y de mí.

Demian sabe del miedo, lo ha sentido, pero pronto se sobrepone y encara al mundo, con decisión en la mirada, con paso firme avanza y destruye los temores, supera los obstáculos y solo entonces voltea a mirarnos y nos sonríe orgulloso, sabiendo que siempre estuvimos allí para ayudarlo, pero el pudo hacerlo solo.

Cuando no quiere hacer algo Demian no grita, ni llora, no huye, se para enfrente de ti y con valor dice -no quiero- humildemente espera que lo entiendas y se pone muy serio si no lo haces; y con frecuencia cuando no lo obligas, se aleja unos pasos y de pronto regresa, te mira y hace todo lo que le pedías, por que así es él, le gusta regalar sorpresas.

A Demian le gustan los libros, los museos, los bosques, no importa que le pongas enfrente, él observa con curiosidad casi científica y no abandona el estudio hasta que encuentra algo para compartir, es de los mejores momentos, cuando corre hacia ti y te enseña algo nuevo, en ocasiones cosas que ni tu habías descubierto.

Si se lastima, Demian como todo niño llora y corre a tus brazos, te abraza y te pide una cura para su dolor, pero sin importar la magnitud del daño, cuando el llanto cede y la herida ha sido atendida, te da un tierno beso en la mejilla y dice alguna frase del tipo de -no me dolió tanto-, y entiendes que es su forma de agradecerte y decirte que no te preocupes, mientras lo ves alejarse en busca de nuevas aventuras.

A Demian no le angustia la soledad, no le teme, sabe que estaremos allí en cuanto lo necesite, así que toma sus juguetes y se dedica a construir mundos y sueños. Y si acaso tenemos que dejarlo con alguien mas, se despide y se olvida de nosotros, sabe bien que es nuestro y somos suyos y que jamás estamos realmente lejos.

Demian no discrimina a nada ni a nadie, con sus ojos de luna es capaz de ver la bondad en todos, y la luna canta si lo que ve es un animal. Pero cuando mejor es, cuando hace que uno se sienta feliz de estar vivo, cuando logra conmoverte de verdad y llega en ocasiones a sacarte una lagrima, es cuando los ves ayudando a otros, es como un pequeño ángel que sin entender siempre la razón de la tristeza o del llanto, se acerca y regala abrazos o besos o dulces palabras de animo.

Cuando es un animal el que necesita ayuda, no deja lugar a dudas, corre a preguntar y por un trapo para dar cobijo, te apresura, te ayuda, sabe apartarse cuando es necesario. No hay amor mas desinteresado, ni lucha más afanosa que la de Demian por ayudar al necesitado. Y si no hay salvación, si Demian ve que la hora del animal ha llegado, entonces lo cubre, (no deja que nadie mas lo haga), enjuga una lagrima y se despide amorosamente, convencido de que algún día en el cielo volverá a verlo.

Yo en lo personal disfruto el momento en que se va a descansar, cuando se para frente a mí y me envuelve con sus profundos ojos negros, me abraza llenándome de ternura, me besa en la frente y me da las buenas noches. Lo veo, mientras se arropa y jala a su peluche, lo sienta junto a su almohada y se recuesta mientras cierra los ojos acompañando la acción con un ultimo bostezo.

Y al final del día mirándolo extraviado en mágicos sueños, te veo a ti y me veo a mi perfecto y dulce reflejo, Demiantiene tu valor y mi gusto por las aventuras, tiene tu ternura y mi alegría, tu sensatez y mi locura, mi curiosidad y tu inteligencia, Demian es tu y yo hechos mas, mucho mas que uno.

Pero Demian no esta aquí, no conmigo. Ahora que convencida de que el futuro no vale la pena y te has ido, hoy que le has dado la espalda a la vida cerrando las puertas al amor, cuando Demian aun no ha nacido, es ya un niño muerto. Todo tristeza me ha dado un beso suave y lo he visto subir a la luna en vuelo lento; con su dulce sonrisa, esa que usa para ayudar a los demás, y sus ojos brillantes, se ha despedido, me ha dicho que todo va a estar bien, que no tema al vacío en mi corazón, que aun muerto-no nacido él es nuestro hijo, y siempre estará esperándonos en el país de los sueños.

Y yo le rezo, por que le creo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

He leido mas de una vez "Demian" y me sigue pareciendo letras muy tristes....
Espero Sr Carlos su estado de ánimo sea mejor ahora!!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...